mayo de 2011

La fórmula antienvejecimiento de Beate Johnen destaca claramente de las demás

Tener amplitud de miras suele llevar a resultados notables, como ha demostrado la marca de cosméticos alemana Beate Johnen con su crema facial Time Code Lifting-to-Go. Para este producto antienvejecimiento se emplea un envase que suele utilizarse para el maquillaje. El producto viene en un contenedor compacto y hermético con un espejo y una esponja para facilitar su aplicación.

Beate Johnen eligió el formato compacto para diferenciar su producto en un mercado altamente competitivo. Este innovador envase tiene un nuevo diseño y ofrece una nueva forma para aplicar la crema facial con suavidad y naturalidad, como nunca antes se había visto. Como su forma es plana e incluye una tapa con espejo, se puede llevar en el bolso y aplicar el producto sobre la marcha, como exige nuestra ajetreada vida de hoy. Al aplicarse con esponja, tiene el plus de que no hace falta lavarse las manos después de utilizar la crema.

El envase de 15 ml de Yonwoo dispone de un sistema de sellado exclusivo para proteger la fórmula. Al incluir dos tapas, la exterior evita la contaminación del aire al cerrarse y las posibles fugas del producto. Por otro lado, la tapa interior, que se gira para abrirla y cerrarla, mantiene el producto hermético, sirve para guardar la esponja y separa el producto del espejo.

El formato compacto y brillante tiene un acabado en negro con un borde exterior metalizado. El logo de la marca va estampado en caliente con un tono plateado sobre la tapa exterior.

Archivo