Home
24/05/2018

Fragancias de lujo para el hogar con Lalique

Lalique Odyssée es un difusor excepcional que personifica la esencia de la refinada pericia de la marca. Con una selección de tres creaciones de perfumería presentadas en un frasco de cristal, las fragancias para el hogar han subido otro peldaño más en la escala del lujo. Su brillante tapón de zamak y su precioso estuche de regalo fueron creados por Quadpack.

En virtud de nuestra dilatada relación como socio de packaging de Lalique, la marca nos contactó para crear un tapón de metal a medida para su frasco de cristal de 500 ml. Fabricado en zamak con un acabado brillante, dispone de un agujero en el que se presentan las varillas difusoras. Las varillas se reflejan en la forma cónica del tapón, lo que confiere un aspecto agradable a la vista.

El estuche de regalo es una obra de arte. El cartón de 2 mm está cubierto con papel Wibalin, en negro mate en la base y en blanco en la parte superior. Al igual que el frasco de cristal, el papel presenta un diseño de plumas inspirado en el motivo de «pequeñas hojas» creado por René Lalique en 1910. La decoración de la base se aplicó utilizando una lámina negra para lograr un bonito contraste entre el acabado mate y el brillante.

Además, la base también cuenta con una placa de metal incrustado en la caja, grabada con el nombre de la fragancia y coloreada con tinta, con un color diferente para cada una de las tres referencias. La cubierta presenta un diseño con la misma lámina en negro de la base.

En el interior de la caja, diferentes piezas recubiertas de terciopelo mantienen el contenido en su sitio. Un cierre magnético oculto la mantiene cerrada con un gesto sutil y elegante. Para completar el envase, una funda blanca confiere a la caja estabilidad y seguridad, adornada con el mismo tratamiento decorativo.

Odyssée se lanzó a principios de mayo.

El conocimiento transversal de Quadpack se traduce en que la firma puede ofrecer diferentes soluciones de packaging para fragancias en una amplia gama de materiales, como cristal, madera, acrílico, cerámica, piel y, por supuesto, zamak.