CSR

21/07/2017

Transporte ferroviario: el packaging cosmético viaja por la Ruta de la Seda

Resulta más rápido que la vía marítima y más barato que el transporte aéreo. El transporte ferroviario está convirtiéndose en una opción viable para el sector del packaging cosmético, dado que ofrece numerosas ventajas para las empresas de este segmento. Para probar este servicio, el equipo de Cadena de Suministro de Quadpack acaba de completar su primer envío por tren en un viaje inaugural por la antigua Ruta de la Seda.

«Comprendemos que nuestros clientes quieren lograr el máximo equilibrio en términos de costes, velocidad e impacto medioambiental. El transporte ferroviario nos permite ofrecer una interesante alternativa a los servicios de transporte aéreo, aéreo/marítimo y marítimo» —comentó Alex San Miguel, Director de la Cadena de Suministro—. «Hemos realizado un envío de prueba desde China al Reino Unido pasando por Polonia. Todos los tramos del viaje se realizaron según lo planeado y el pedido llegó a su destino a tiempo».

La vía ferroviaria recorta el tiempo de transporte en un tercio en comparación con el transporte oceánico, costando, además, un 60% menos que el transporte aéreo, especialmente en los envíos de mayor envergadura. Aunque los trenes tienen una capacidad limitada, la reserva anticipada garantiza una cantidad de espacio determinada. Por su parte, el transporte ferroviario es eficiente desde el punto de vista energético y su huella de carbono es inferior a la del transporte aéreo.

La «nueva Ruta de la Seda» entre China y Europa continental empieza en Wuhan o Hefei y atraviesa Kazajistán, Rusia y Bielorrusia. El gobierno chino planea expandir sus conexiones ferroviarias con Europa y se espera que se lancen nuevas rutas pronto. Por su parte, Quadpack tiene programadas más pruebas antes de incluir el transporte ferroviario como opción de envío estándar.