Fragrance

Fragrance

26/04/2016

Atomizadores de bolso envueltos en terciopelo, de Jean Patou

El olfato es el sentido que más influye en el estado de ánimo de una persona. Tu perfume favorito puede hacer que te sientas bien al instante y preparada para enfrentarte al mundo. Por lo tanto, tiene sentido poder llevártelo contigo allá donde vayas. Por este motivo, Jean Patou lanzó dos de sus fragancias más conocidas —Sublime y Joy— en atomizadores de 10ml. Los frascos vienen dentro de una funda de terciopelo creada por Quadpack Group, lo que los convierte en algo especial, a la vez que los protege y hace que sea fácil localizarlos en un bolso.

La funda del perfume está fabricada en falso terciopelo negro, con la firma bordada en la parte inferior. Para proteger el frasco, la funda se cierra con una simple lengüeta plegable. El resultado es un aspecto sencillo pero elegante, con un tacto suntuoso.

"Estos atomizadores presentan numerosas ventajas, sus fans incondicionales pueden coleccionar todas las fragancias de la gama sin tener que comprar los tamaños estándar. Además, su tamaño manejable permite llevarlos en un bolso o cartera. De hecho, se pueden llevar diferentes frascos con el fin de cambiar de fragancia de la mañana a la noche o cuando no se está en casa", comenta Amanda Bocker, responsable del equipo de packaging secundario de Quadpack.

"Su inclusión en una funda le añade valor de forma instantánea. El formato de viaje de un perfume puede parecer menos valioso que su formato en tamaño estándar, por lo que envolverlo en una lujosa funda de terciopelo le devuelve la sensación de lujo".