Home
21/11/2019

Quadpack presenta su nuevo laboratorio

Al ofrecer una gama completa de servicios, el equipo del laboratorio da respuesta a la creciente demanda de pruebas de compatibilidad

El pasado junio, el equipo del laboratorio de Quadpack se trasladó a una nueva ubicación: la recién inaugurada 4ª planta de la sede de Barcelona, donde cuentan con mayor espacio y número de equipos. Los técnicos e ingenieros responsables de todas las pruebas de compatibilidad, las homologaciones y los controles de cambios están ahora ubicados en una luminosa sala de 46 metros cuadrados.

El laboratorio constituye una ventaja competitiva para Quadpack, dado que pocas firmas de packaging ofrecen una gama tan amplia de servicios. Entre ellos podemos enumerar los siguientes:

Análisis de especificaciones técnicas y documentación: desde las diferencias en las dimensiones hasta el cumplimiento normativo, es importante comprobar que el producto cumple con los requisitos obligatorios.
Pruebas de envase y decoración: el equipo debe asegurarse de que la bomba de los frascos de perfume funcionará a la perfección hasta el final del ciclo de vida del producto, por ejemplo, y que la impresión en un frasco no desaparecerá después de varios usos.
Pruebas de compatibilidad: no todas las fórmulas encajan con todos los materiales. El laboratorio debe controlar cuidadosamente las interacciones del producto con la superficie con la que está en contacto, en distintas temperaturas, posiciones y periodos temporales.
Control de cambios: se deben controlar los cambios relativos a materiales, nuevas mejoras o modificaciones en el envase.

Las pruebas de compatibilidad constituyen una responsabilidad legal de las marcas cosméticas, pero el laboratorio de Quadpack ha observado una creciente demanda de estos estudios previos. Normalmente suelen ser un servicio adicional, pero es tan asequible que muchas marcas deciden externalizar dicho servicio.

El laboratorio, que recientemente ha incorporado una nueva máquina de grafado para los envases de perfumes, está investigando y desarrollando nuevos materiales más sostenibles e igualmente resistentes y compatibles con nuevas fórmulas.

Además del equipo de Barcelona, el laboratorio también cuenta con profesionales en Shanghái, donde se realizan las homologaciones y pruebas para la región Asia-Pacífico.